Permite que nos presentemos. Somos Vinilitos. Fans de las cosas bonitas y tienda online de vinilos infantiles GIGANTES desde el año 2009 (8 años en esto de internet es muuuuucho tiempo...).

 

¿Y tú? ¿Quién eres?

¡Felicidades! ¡Nosotros también pensamos que la habitación de tu hij@ tiene que ser su centro de aventuras y sueños durante muchos años! Por eso hemos hecho esta web. Para que descubras la mejor manera de decorar las paredes de su habitación y puedas convertirla en su rincón de juegos favorito. Hay otras opciones. La más popular es el papel pintado. Pero con el papel tienes que tomarte un ibuprofeno antes de colocarlo y armarte de paciencia para no acabar lleno de cola hasta las cejas y con trozos de pared arrugados. El vinilo, en cambio, es la forma más fácil y sencilla de decorar las paredes de una habitación consiguiendo un enorme impacto visual.

¿A qué esperas? Entra. Mira. Busca. Rebusca. Sigue buscando. Elige el vinilo infantil que prefieras y personalízalo a tu gusto... ¡Entre tamaños, colores, orientaciones y acabados hay cientos de miles de combinaciones posibles para que tu vinilo sea único!

¡Ah! Y después elige, de regalo, el complemento que tú quieras: un medidor para comprobar lo rápido que crece, su nombre, una frase, el título de su cuento favorito, complementos de adorno, etiquetas para marcar su ropa y no perderla nunca…

Porqué en Vinilitos somos especialistas en vinilos gigantes para niños. Porqué una pared blanca es como un libro sin abrir. Porqué los niños viven en un mundo de imaginación y las paredes son un espectacular soporte donde potenciarla. Y porqué es la forma más limpia, creativa, rápida y fácil de decorar las paredes de su habitación.

Y es que en Vinilitos® te ayudamos a darle a su habitación un toque original e impactante. Con diseños exclusivos, tallas gigantes, materiales de la más alta calidad y un servicio de mensajería urgente para que lo tengas en casa en aproximadamente 48 horas (a veces tardamos 24h y otras 72h, cosas de la física, la distancia y la acumulación de pedidos…).

¿O quizá quieres que hagamos un vinilo personalizado a partir de un dibujo o de una foto? En ese caso tardaremos un poco más, pero también podemos hacerlo. Entra aquí y descúbrelo.

Normal. Ya lo imaginábamos. Después de probar lo bien que le sienta un Vinilito a la pared de la habitación de tu hij@ quieres repetir. ¿Verdad? Adelante. Ya sabes cómo funciona. Estás en tu casa... Pero antes, envíanos un email a contact@vinilitos.com, dinos que quieres comprar otro vinilo facilitándonos algún dato de tu anterior compra (el número de referencia, tu nombre completo, la dirección de envío...) y así podremos enviarte un código de descuento...

Porqué en Vinilitos, si repites, no sólo te volveremos a dar las gracias.

Bienvenido. Estás en un buen sitio. De hecho, una de las cosas que más nos gusta es poder colaborar con profesionales como tú. Creemos firmemente que la unión hace la fuerza, y que siempre es bueno conocer gente que nos aporte ideas frescas y nuevos retos.

Por eso nos gustaría conocerte. Entra aquí, completa el formulario de contacto o pásanos tu teléfono y en breve nos pondremos en contacto contigo.

Si eres un distribuidor con tienda propia de productos de decoración podemos hablar. Actualmente tenemos representación en algunos establecimientos que han colocado alguno de nuestros vinilos dentro de su exposición. Estas tiendas disponen de acuerdos privados con nosotros, nos piden los vinilos uno a uno y los reciben en su tienda para entregárselos directamente a sus clientes en 24/48 horas.

Si estás interesada en un funcionamiento de este tipo, sólo tienes que decírnoslo y nos pondremos en contacto contigo para hablar más detenidamente de este tipo de colaboración. Aquí tienes el formulario de contacto.

En Vinilitos buscamos ilustradores dinámicos, creativos, competentes, con iniciativa, ganas de trabajar, curtidos, preparados, con ilusión, habilidades, personalidad, formación, 8 idiomas, 25 másters y bla, bla, bla…

No. Ahora en serio. Para trabajar con nosotros no necesitamos que tengas ninguna de estas “virtudes”… Sólo una: saber dibujar y que te apasionen los niños.

¿Tú sabes? ¿Sí? Entonces no necesitas nada más. Envíanos algo que hayas hecho y te responderemos lo antes posible. Al fin y al cabo, los primeros interesados en conocerte somos nosotros…

Pues por aquí también tenemos a un ex periodista. Lo dejó cuando tuvo su primer hijo y descubrió el fascinante mundo de los vinilos decorativos. En ese momento decidió formar parte de este chiringuito-aventura (eso sí que es ser valiente).

Envíanos un email o déjanos tu número de teléfono y se pondrá en contacto contigo de inmediato. Seguro que entre vosotros os entenderéis a la perfección…

Querida madre de Edu, o de Maribel, o de Albert, o de Ricardo, o de Lluisa, o de Rafa, o de Mariona, o de Cesc, o de Davis, o de Glòria, o de Elsa, o de Dani... Sí. Su hij@ sigue aquí con nosotros. No está tomándose unas cañas con los amigotes ni vagabundeando por ahí... Lo que le cuenta es totalmente cierto. Cree tanto en este proyecto que ni estando a 40 de fiebre se le ocurriría dejar de venir a trabajar...

Puede estar orgullosa. Hijos como el suyo no crecen en los árboles. Está aquí con nosotros y, además, trabajando muy duro. Es todo un ejemplo de sacrificio y voluntad. Si quiere puede venir a comprobarlo cualquier día. Eso sí, avísenos con un poco de antelación para que podamos tenerlo todo un poco limpio y presentable...

No mientas. Tú no eres María Pilar Nieto. María Pilar es nuestra vecina del 1º 1ª. Tiene 83 años y no tiene ni internet ni móvil ni falta que le hace. Cuando quiere hablar con nosotros o quejarse por el ruído de las máquinas, baja al taller chillando, aporrea la puerta, llama a la policía o nos tira un cubo de agua por el patio de luces...

Aún así, la queremos un montón y al estar siempre atenta a los movimientos del taller, es mejor que cualquier sistema de alarma de última generación.

Mi hijo tiene 3 años y ya suma, resta, multiplica, divide, hace raíces cuadradas, lee en inglés, ruso, chino y chapurrea algo de senegalés… ¿Y el tuyo?

El mío es feliz.