…y difícil de olvidar

Si es la primera vez que colocas un vinilo decorativo: ¡Tranquilo! Siempre hay una primera vez para todo y colocar un vinilo no puede ser menos. Es como ir en bici… ¿Recuerdas? ¡Mírate este vídeo y serás todo un experto! ¡Seguro que lo harás bien!

Si ya has puesto algun vinilo con anterioridad, quizá no hace falta que veas el vídeo detenidamente y poniendo la pausa, pero te recomendamos que refresques la memoria mirándolo del tirón otra vez (son sólo 3 minutos):

Los vinilos de Vinilitos® se presentan con todos los elementos agrupados para que los separes y los distribuyas creando tu propia composición, sin que quede ninguna zona transparente de fondo ¡Sólo queda pegada la silueta del dibujo con el color que tenga la pared!

Puedes pegarlos en paredes, puertas o ventanas, pero asegúrate que la superficie esté limpia, seca, sin rugosidades y lejos de una fuente directa de calor.

Y si eres de los que prefieren los pictogramas y eso de leer, aquí tienes la misma explicación del vídeo pero por escrito:

Estos son los pasos que debes seguir:

Repasa el vinilo por la parte de atrás con la espátula y recorta los elementos como quieras (no es necesario que los recortes siguiendo la silueta del dibujo, solo que los separes para poder distribuirlos a tu antojo por la pared).

Limpia con un trapo la pared, y sitúa los elementos retirando unos 5 cm de la hoja protectora. Para practicar, te recomendamos que empieces colocando los dibujos más pequeños. Así al colocar los más grandes ya estarás familiarizado con el material y te resultará mucho más fácil.

Empieza a retirar hacia abajo la hoja protectora y con la espátula ves pegando el vinilo en la pared de forma que no queden arrugas (de arriba hacia abajo y del centro hacia fuera). Si queda alguna arruga, despégalo y vuélvelo a pegar hasta que quede bien. Hazlo con cuidado pero sin miedo. El vinilo es un material plástico muy resistente.

Una vez retirada toda la hoja protectora vuelve a repasar el dibujo con la espátula o con un trapo, en especial sobre las zonas de los bordes, las puntas y los detalles más pequeños.

Poco a poco, retira la capa plastificada deslizándola hacia abajo sobre la propia pared, de forma que sólo quede pegada la silueta/dibujo, SIN ninguna zona transparente de fondo.

¡Y ya está! ¡Ya tienes tu Vinilito instalado! ¿A que ha resultado mucho más fácil de lo que creías al principio? Si es que estás hecho un campeón…

¿Y cuándo decida retirarlo?

Retirar tu vinilo infantil es incluso más fácil que instalarlo. Si se trata de un vinilo reposicionable, lo podrás despegar sin problemas. Y si se trata de un vinilo removible, sólo necesitas darle un poco de calor sobre una esquina con un

secador (a 10 centímetros durante unos 10-15 segundos) para que el material se deforme y luego puedas retirarlo poco a poco. Aquí tienes toda la información de nuestros materiales.
Y mírate este otro video para saber cómo quitarlo con un secador: https://www.youtube.com/watch?v=DezjonUopAg